Para el propietario del grifo, recibir un alquiler que será cada vez mayor. Adicionalmente, debe darse un efecto sinérgico, ya que el tener estos negocios juntos atraería público de unos a otros, incluso llegando a potenciar la venta de combustible.

En realidad, los propietarios de grifos tienen una oportunidad de oro siendo su tarea inmediata dar los pasos certeros en términos de generar la infraestructura y definir la mezcla de negocios más adecuada. Sin duda, un bonito reto.

Fuente: Diario El Comercio / 14-08-2013
Comentario de Arellano Marketing